¿Cómo afrontásteis vuestra perdida de trabajo?

La verdad que a todos los efectos no se ven síntomas de recuperación fiables en lo que a la reactivación del mercado laboral se refiere. Y ahora, a comienzos del último trimestre del año, las cosas no pintan demasiado halagüeñas.

No es por ser alarmista pero voy a poner un ejemplo que refleja muy bien la situación que se vive.

Noviembre del 2008 se reúne, como hacen habitualmente cuando tienen oportunidad, un grupo de 10 amigos y amigas de los cuales en esos momentos todos tenían trabajos fijos y estables en diversos puestos (desde puestos bases hasta puestos de alto nivel) y en empresas de sectores muy diversos (industria, formación, comercio exterior, etc.) y salvo pequeños inconvenientes habituales de todos los trabajos ninguno temía por perder su puesto de trabajo.Parosa

En la actualidad, concretamente noviembre del 2009, esos 10 amigos vuelven a reunirse y, por desgracia, es muy distinta. De los 10 amigos, concretamente siete han perdido su puesto de trabajo y se encuentran en el desempleo en búsqueda activa de empleo. Otros dos están con expediente de suspensión de empleo en sus organizaciones y solamente uno conserva en condiciones iguales su puesto de trabajo y su empresa no tiene pinta de tener que reducir personal. La verdad es que es funcionario.

Y estamos hablando de personas con perfiles cualificados y con nivel de formación superior que, a priori, no deberían tener problema por recolocarse. Pero la situación es distinta. Incluso diversificando sectores, no han tenido suerte.

El contenido de sus conversaciones ha variado considerablemente porque antes hablaban de muchas cosas como sus trabajos, sus casas, sus hijos, sus vacaciones, etc. Ahora todo gira en torno a la vorágine de la búsqueda de empleo, bolsas de trabajo, plazas de personal laboral, oposiciones, cursos de reciclaje profesional, programas de postgrado, autocandidaturas. Lo demás es secundario porque al no tener trabajo, tienen que contener muchos gastos, independientemente de que cobren la prestación por desempleo. Sus ingresos han descendido drásticamente.

Ahora han cambiado sus hábitos y ya no quedan en cafeterías o restaurantes para tomar café o cenar sino que se visitan sus casas porque les sale mucho más económico.

Tienen que mirar los precios muchos más y se han tenido que reeducar en sus políticas de gastos, reduciendo aquellos prescindibles porque la búsqueda de trabajo también supone gastos que se tienen que controlar.

Tienen que retroceder en su memoria porque tienen que administrarse como meros adolescentes para que les llegue para todo y eso cuesta porque no estaban acostumbrados. Al fin y al cabo, vivían en una época de opulencia en la que se daban todos los caprichos.

Ahora no queda más remedio que capear con la situación tal y como es, poniendo al mal tiempo mala cara porque hay muchas otras personas de vuestro entorno cercano en vuestra misma situación y eso es positivo, si se quiere ver así. Por lo menos, no os encontráis solos y siempre tenéis con quien desahogaros ya que están iguales que vosotros y son los que mejor os van a entender.

Lógicamente, cuando una persona se queda sin trabajo y su pareja sigue en activo, pueden surgir fricciones y tensiones porque el humor cambia y se pueden reprochar cosas. Así que debéis ser sinceros y hablar mucho más las cosas para sobrellevar la situación lo mejor posible.

Así que ya veis que el desempleo en el 2009 está azotando aun con más fuerza que en el 2008 y, a ciencia cierta, nadie sabe decir cuando remitirá la recesión en España porque hasta ahora pocos son los síntomas de optimismo.

Por finalizar me gustaría dejar un par de preguntas en el aire ¿Cómo veis la situación? Y ¿Cómo afrontásteis vuestra perdida de trabajo?

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies