¿Cómo habéis explicado a vuestros hijos que os habéis quedado sin trabajo?

El otro día leía la noticia de que El programa infantil de EEUU “Sesame Street”, emitido también como “Barrio Sésamo” o “Plaza Sésamo” explicará a los niños por qué sus padres están en paro y la verdad que me parece una fantástica iniciativa.

El que los padres se queden sin trabajo es una circunstancia que a cualquier familia le puede pasar, que conlleva que los ingresos bajen y se deba adaptar la economía y los hábitos familiares.

No podéis pretender mantener a vuestros hijos en una burbuja de cristal, como si no pasase nada, pretendiendo que “la vida es un cuento de hadas.” Tienen que comprender que el dinero cuesta ganarlo y que ahora vendrá menos porque sus padres han perdido el trabajo y hasta que no vuelvan a trabajar, habrá que amoldarse a la situación.

Los niños son muy inteligentes y van a preguntar por qué tienen que cambiarse de colegio, por qué ya no pueden apuntarse a todas las actividades extraescolares que antes hacían,  por qué no pueden comprarse todos sus caprichos, por qué ahora recibirán menos paga cada semana… muchos porqués.

Hay que adecuar el mensaje a cada grupo de edad, amoldando el lenguaje y la explicación de que “ahora los papas van a pasar más tiempo en casa” que, sin duda, será una buena noticia para ellos, sin embargo, explicando porque viene motivado y dejando que el niño pueda preguntar aquellas cosas que le preocupen o interesen sobre el tema. Hay que conseguir que lo entiendan e ir educándolos en el día a día porque no será fácil aunque tampoco es imposible. Los niños cambian enseguida los hábitos porque están en proceso de aprendizaje; depende la metodología que se use.

La familia constituye un equipo que tiene que colaborar y permanecer unido en los momentos de vacas gordas y flacas, flexibilizándose y adaptándose, sabiendo dar mayor importancia a lo que realmente la tiene y saber dejar a un lado lo prescindible.

Costará porque hasta ahora muchos niños han vivido en época de opulencia en cierta manera por que sus padres (y abuelos)  les han dado todos los caprichos sin medida. Siempre está el pensamiento de que cuando ellos fueron pequeños no pudieron tener todo lo que querían a nivel material y pregunto yo ¿eso es malo? Personalmente, creo que no, porque uno tiene que comenzar a aprender desde pequeño que muchas veces no se puede tener todo lo que se quiere por múltiples circunstancias y a que lo acepten para su aprendizaje de vida. Las cosas y el dinero no dan la felicidad y hay que inculcarlo a los hijos para que vivan y disfruten la vida, sin depender tanto de las cosas materiales. También tienen que tener esa ilusión de llegar a tener algo, pero no todo.

Desde mi punto de vista, el avance tecnológico nos hace depender demasiado de múltiples aparatos que hacen la vida más útil pero de los que se debe saber prescindir porque la vida sin ellos es posible. El no tener trabajo no es culpa vuestra y debéis de trabajar por adaptar vuestro entorno porque, con ayuda y compresión, conseguiréis antes salir del desempleo y, mientras tanto, la economía familiar no se resentirá hasta llegar a números rojos por no haber sabido hacer una buena política de contención.

Así que llevar este tipo de mensajes a los programas de los niños es evolucionar porque ellos, ahora mismo, hacen las cosas por imitación y si ven que sus amigos televisivos lo hacen, les parecerá hasta gracioso el poder aplicarlo en su día a día. Hay que explicarlo de forma optimista pero real a la vez, porque no es un juego aunque a ellos les parezca que sí.

¿Cómo habéis explicado a vuestros hijos que os habéis quedado sin trabajo?

4 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Economía Sencilla

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies