Cuando tenemos que tomar una decisión, en más de una ocasión consultamos con mucha gente de nuestro alrededor, olvidándonos del más importante, es decir, de nosotros mismos. Y al final, acabamos haciendo lo que los demás nos dicen sin pararnos a preguntar ¿es esto lo que realmente QUIERO hacer?

En nuestro interior, tenemos esas dos voces que han sido llevadas al cine y dibujos animados; por un lado, está la que nos anima a hacer las cosas, a verlas de forma positiva, a seguir adelante por muchas dificultades que se nos presenten, a pensar nuestras acciones y sus consecuencias aprendiendo de ellas, etc. Por otro lado, tenemos a la voz de las oscuridades propias que nos recomienda, sin quererlo, quejarnos, permanecer inmóviles ante cualquier problema, no cambiar buscando cualquier excusa, echar la culpa de todo a los demás, a sacar los peores instintos como la envidia, la rabia, etc. Y ante la pregunta ¿cuál de las dos ganará la partida?, nos encontramos con la respuesta algo vaga, pero no menos cierta: dependerá exclusivamente de uno mismo, sabiendo ser fuerte, haciendo uso del autoconocimiento que permitirá saber poner remedio a las actitudes, comportamientos y acciones que nos hacen daño y que provienen del lado sin luz que todo tenemos en algún pequeño rincón.

Por ejemplo, cuando una persona ante el más mínimo problema o dificultad tira la toalla y asume con pasividad la típica frase de “soy así” que se dice para autoconvencerse de que hizo bien. Sin embargo, deberíamos preguntarnos ¿Por qué reaccionó así? Y ¿Cómo puedo ponerle remedio? Todos podemos cambiar y las personas tenemos una fuerza interior inmensa que nos puede llevar a donde queramos, siempre y cuando estemos motivados y la “hazaña” sea realizable. Me hace mucha gracia determinadas personas que creen en las posibilidades de todo el mundo menos en las suyas propias. Si vosotros no os queréis, ni os dais importancia, ¿cómo pretendéis que lo hagan los demás? Cada uno trasmite y se comporta en función de lo que piensa porque cuerpo y mente no va en compartimentos distintos sino que están unidos e interrelacionados en todo momento.

La vida es una constante montaña rusa con altos y bajos que debemos saber asumir con normalidad y seguir adelante. Algunas veces, las personas esperan a que todo esté a su favor para tomar determinado rumbo y, claro está, eso supone que nunca emprenden esa tarea o camino porque nunca es el momento propicio, porque siempre van a surgirnos complicaciones o piedras en el camino que no deben ser impedimentos para hacer nuestra vida.

No podemos pretender vivir la vida de otros sino que debemos coger las riendas de nuestro potro interior y saber controlarlo, adecuándolo a las necesidades de cada momento. Debéis tener claro que la acción es mejor que la paralización.

Las dificultades son pruebas que se nos ponen de muro para ver hasta donde somos capaces de llegar. Con esto no quiero decir que en determinados momentos no nos puedan los sentimientos internos sino que, una vez escuchados, debemos de comenzar a retomar el vuelo porque desgraciadamente no hacemos nada preguntándonos constantemente ¿Por qué me ha pasado esto o lo otro a mí? Eso ya no se puede cambiar y debemos aparcarlo y comenzar de nuevo pasó a paso, quedándonos con la lección aprendida y con lo positivo.

¿A que esperáis?

4 comentario en “¿ES ESTO LO QUE REALMENTE QUIERO HACER?

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: No podemos pretender vivir la vida de otros « SWORDMAIDEN
  3. Muy cieto, muchas veces es muy dificil pensar en nuestras actitudes y en nosotros mismos, y por eso talves no nos conocemos como deve ser y eso nos hace debiles, y si hay algun fracaso muy dificilmente te superas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies