costes - dinero

Costes, costes, costes… con la situación actual, en la que la tormenta se nos viene encima, debemos ser conscientes de las medidas a tomar para paliar sus efectos. Como en todo momento de apuros toca apretarse el cinturón y reducir costes. Sin embargo ¿dónde debemos reducir y como debemos hacerlo son dos cuestiones básicas que pueden afectar a tu productividad y tu ventaja competitiva?

Si no quieres equivocarte a la hora de hacerle un agujero más al cinturón puedes tener en cuenta estas 4 medidas:

1. Productividad: Uno de los problemas de las épocas de bonanza es la facilidad con la que se reducen las exigencias productivas. Olvidamos lo importante que es ser productivos y nos dejamos arrastrar por la marea de buenos resultados. El problema llega cuando ante situaciones adversas salen a relucir estos descuidos…entonces cobra sentido el refrán a perro flaco todo pulgas…. Conseguir mejorar la productividad global supone un buen recorte al gasto final.

2. Compras: Recuerdo una frase que aprendí hace poco y que viene al pelo para nuestro volumen de gasto global en compras: “Cuida bien de tus céntimos que los millones se cuidan solos”… Un error común a la hora de comprar es no valorar el montante global/anual de aquellos céntimos que perdemos por compra y que si sumados al final del ejercicio se convierten en medio sueldo, media seguridad social, un recibo de la luz, agua…costes - ahorro

3. Medios: Ante una situación en la que la inercia te obliga a tener y hacer más de todo, ya que se consume o compra, lo habitual es que esta inercia se traslade a los medios productivos y crezcan a la par. Si tu cartera de trabajo crece a buen ritmo y los proyectos empiezan a acumularse la siguiente reacción lógica es contratar más personal, comprar más material, alquilar una oficina más grande… Con lo cual ante la situación inversa toca reducir medios y en lugar de una oficina de 200 mts, con 60 vacíos de los que por si acaso alquilaste, sería conveniente buscar una oficina más pequeña.

4. Costes: El optimismo económico nos lleva a cometer verdaderos errores de bulto a la hora de controlar costes. Ahora toca reducir en lo posible los costes fijos, convertirlos en la medida de lo posible en variables parte de la producción, y en definitiva mejorar el control de costes para reducir / eliminar los realmente innecesarios.

Realmente hay muchos apartados que tocar para reducir costes y realmente hay algunos más importantes que otros pero vayamos caminando con paso lento y firme para reducir todo lo posible el riesgo.

Categories: Contabilidad

5 comentario en “Costes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies