Gestión del talento

Una vez que se analizan todos los conceptos de la productividad, conocimiento y destrezas, nos damos cuentas que en situación de igualdad unas empresas obtienen mejores resultados que otras. ¿Cuál es el motivo? La respuesta es un concepto que raya lo esotérico, la gestión del talento.

Tal y como dice Antonio España, el talento no se aprende. Se tiene o no se tiene. El talento tampoco es saber hacer algo bien, es saber hacer el trabajo de manera excelente y sin esfuerzo aparente.

Al talento le gusta que le exploten. Sí, sí, es masoquista. Cuando tenemos talento para hacer algo, se nos pasan las horas sin darnos cuentas, y con gusto.

Si tengo talento para la cocina, puedo vivir entre los fogones y como me lo paso pìpa, no me importa echarle horas. Además, puedo hacer una tortilla casi sin contar los huevos y el tiempo para darle la vuelta. Lo hago a ojo…y sale riquísima.

En este sentido, el talento tiene que ver con la sensación de fluidez y por lo tanto, cuando lo ponemos a funcionar se dan las cinco condiciones del flujo: reto, meta, retroalimentación, control y concentración.

El talento, además, nos destaca sobre la mayoría. Puede que haya muchos como nosotros con una competencia determinada, pero no habrá casi nadie con nuestro talento.

No dejeis de leer el post completo de Antonio: “Quod natura non dat Salmantica non praestat “

Talento o no Talento. ¿Que os parece?

5 Comments

  1. Pedro Blanco 16 junio
  2. jesus 17 junio
  3. Antonio España 17 junio
  4. Pedro Blanco 18 junio
  5. karlita 24 noviembre
  6. Pingback: Empleado mes 6 abril

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies