Ventas a domicilio

aguila - ventas a domicilio

Vender puede ser muy complicado y si hablamos de ventas a domicilio no os quiero ni contar. Pero si hay algo que podemos aprender de las ventas es que el esfuerzo y sacrificio siempre merecen la pena.

Las águilas son, de todas las aves, las que viven más tiempo, cerca de 70 años, pero para alcanzar esta edad deben tomar una difícil decisión; nacer de nuevo.

A los 40 años sus uñas se encogen y se ablandan, dificultándole agarrar las presas de las cuales se alimenta. El pico alargado y puntiagudo, se encorva. Las alas envejecidas y pesadas, se le doblan sobre el pecho, impidiéndole emprender vuelos ágiles y veloces.

A la pobre águila le quedan dos alternativas: Morir o pasar por una dura prueba a lo largo de 150 días. Como es lógico decide pasar la prueba la cual consiste en volar a la cumbre de una montaña y buscar abrigo en un nicho cavado en la peña. Allí golpea el pico viejo contra la peña hasta romperlo. Luego espera a que le crezca el nuevo y así poder arrancarse las uñas.

Cuando despuntan las uñas nuevas, el águila extirpa las plumas viejas y después de cinco meses, crecidas las plumas nuevas, arranca a volar de nuevo, decidida a vivir otros 30 años.

Al igual que el águila podemos elegir entre sobrevivir gracias a un esfuerzo sobrehumano o entregarnos, abatidos, al peso del sufrimiento y de las dificultades.

La cultura popular reduce el concepto de las ventas a domicilio al caso en el que el vendedor va a un domicilio particular. Sin embargo el término es mucho más amplio y engloba aquellas en las que el vendedor se acerca al lugar de trabajo, domicilio, o reunión del posible comprador.

Dentro de estas ventas podemos encontrar varios tipos de visitas:

  • Las visitas promocionales. Son aquellas en las que el fin principal del vendedor es la de dar a conocer a la empresa o el producto por encima de la propia venta del producto.
  • Las visitas de ventas. Aquí el objetivo único es la venta. Se supone que el comprador ya conoce la marca y la empresa por lo que debe comprarnos el producto. En estas visitas es donde se llevan a cabo las negociaciones sobre el precio final, el modo de reparto, etc.
  • Visitas de seguimiento. En estas visitas la venta ya está realizada por lo que el vendedor se encargará de dar una buena imagen para que se repita la venta. Preocupándose por el estado del producto, por la distribución y por las prestaciones del mismo.
  • Visitas de renovación. El vendedor volverá a visitar al comprador cuando piense que puede estar interesado en renovar el producto bien por acabar su ciclo de vida o porque la empresa ha sacado un nuevo producto que puede interesar al comprador.

Para tener éxito en este tipo de ventas debemos tener claro que esfuerzo y sacrificio son los elementos clave y si, además, le añadimos sentido común tendremos la fórmula mágica para conseguir más ventas.

Foto: Flickr

2 Comments

  1. manuel
  2. DINORAH ALPUCHE HERNANDEZ

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies