Consideraciones antes de abrir una empresa

atlas - abrir empresa

Un joven, ya no daba más con sus problemas. Cayó de rodillas, rezando, “Señor, no puedo seguir. Mi cruz es demasiado pesada”. El señor, como siempre, acudió y le contestó, “Hijo mío, si no puedes llevar el peso de tu cruz, guárdala dentro de esa habitación. Después, abre esa otra puerta y escoge la cruz que tú quieras”.

El joven suspiró aliviado. “Gracias, Señor” dijo, e hizo lo que le había dicho. Al entrar, vio muchas cruces, algunas tan grandes que no les podía ver la parte de arriba. Después, vio una pequeña cruz apoyada en un extremo de la pared.

“Señor”, susurró, “quisiera esa que está allá”. Y el Señor contestó, “Hijo mío, esa es la cruz que acabas de dejar”.

Abrir una empresa puede ser toda una aventura pero deberías tener en cuenta que la vida de todo emprendedor es dura y sacrificada. Pensar en el dinero que se puede conseguir o en el estatus puede impresionarnos más de lo que debería y como dice el refrán “En todos lo sitios cuecen habas y en mi casa a calderadas“.

planes_negociosYa lo habíamos comentado antes pero, sin ánimo de repetirme, antes de lanzarse a cualquier aventura empresarial hay que tener en cuenta los pros y los contras:

1. Olvídate del ocio

En los primeros meses tu empresa te absorberá por completo y el poco tiempo libre que tendrás destínalo a la familia, en el caso de que tengas, o a hacer deporte para relajarte. Esto no quiere decir que dejes de tener vida, pero cuando se empieza en una empresa, a parte de los asuntos relacionados con la producción también se añaden otra serie de servicios como son los administrativos para inscribir a la empresa, los financieros, de asesoramiento…que te quitarán mucho tiempo.

2. Cambia el concepto de satisfacción en tu trabajo

Cuando trabajas para alguien y haces bien tu trabajo puede que te sientas bien, pero ningún sentimiento es comparable como el de hacer bien tu trabajo para tu propia empresa. Este factor positivo se contrarresta con el problema de ser emprendedor ya que, por lo menos al principio, tendrás que hacer cosas que no te gusten.

3. Prepárate para llevar siempre la empresa a cuestas

Otro riesgo del emprendedor es centrarse tanto en su nueva empresa que mezcle lo laboral con lo personal. Intenta olvidarte de tu empresa cuando estas fuera de ella, con tu familia, practicando algún deporte… Estarás más despejado en tus horas de trabajo y además aumentará tu calidad de vida.

4. Tomar decisiones nunca es fácil

Tus decisiones serán las de la empresa, como cualquier jefe de una empresa, tus responsabilidades serán mucho mayores que las decisiones que tomabas cuando eras empleado. Esto puede generarte cierta ansiedad en tu día a día. Hay personas que asimilan mejor esta ansiedad (incluso les gusta) pero otras personas, por cualquier razón, sufren mucho ante las responsabilidades, si es tu caso, rodéate de asesores que te aconsejen para evitar problemas más graves como stress o incluso problemas de corazón.

Fotos: Skillishots

4 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Iván Campos

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies