Hoy en día oir hablar de trabajo duro hace sudar al más pintado y si se acerca a un médico seguro que le receta alguna pastilla para tranquilizarse por tener que trabajar y ganarse la vida. ¿Curioso no?

Hablamos de síndrome postvacacional como un gravísimo problema pero ¿Que pensarían nuestros abuelos cuando daban gracias, a Dios, por tener un trabajito que les diese unos durillos para comprar pan y algo de carne? …nostálgico, no quizás mosqueado con la falta de sensibilidad y con la puñetera cultura del sobrebienestar

Como dice Yoriento volver al trabajo no es una enfermedad, puede que una putada, pero no una enfermedad.

Supongo que la evolución social, nuestro enclave estratégico/turístico, nuestro nivel de vida, etc, nos han llenado la barriga y saciado el apetito. Es curioso como se valora al pillo, al funcionario, al escaqueado y como el que dedica más tiempo, del normal, al trabajo es considerado un “pringadillo”.
Parecemos olvidar que la inteligencia, la imaginación y el conocimiento son esenciales pero unicamente el trabajo duro y sistemático los convierte ne resultados.trabajo y ocio

Ahora que hago memoria me sorprendo a mi mismo ya que conozco a muchos individuos brillantes, sorprendentemente ineficaces, que desconocen que su notable talento no sirve de nada sin esfuerzo, no sirve de nada sin trabajo duro, sin ensuciarse las manos.

No digo que el trabajo sea el único foco de tu vida, ya que en la vida siempre se necesita un justo equilibrio deber/ocio, sino que para conseguir tus metas has de trabajar duro y entender que el esfuerzo merece la pena y dará sus frutos.

Obcecarse con el trabajo no es lo ideal ya que te hará perder aspectos esenciales de la vida, amigos, familia, ocio…, pero sin una clara filosofía de trabajo no podrás disfrutar de un futuro seguro.

Como apunte solo cabe decir que todos creemos trabajar mucho pero, comparándonos con países en desarrollo, se nota la pérdida de ambición de otros tiempos.

No dejéis de leer los post de Yoriento y Senior sobre el sindrome postvacional.

PD: Preguntadle a aquellos, que por desgracia, tienen que buscar trabajo… que piensan ellos del síndrome postvacacional… un poquito de por favor, hombre!!

Categoría: Trabajo y Vida

9 comentario en “De Trabajo duro y la cultura de las vacaciones permante

  1. Pues será eso, Jesús, que todos creemos que trabajamos duro, que estamos todo el día pensando en cómo cambiar o en lo mal que nos van ciertas cosas, lo que nos quita tiempo y espacio para aprender a disfrutar de ellas o a llevarlas con más normalidad. 🙂

  2. Seguramente tu seras de esos que adoran trabajar 65 horas a la seman :), yo aborrezco tanto a los escaqueados como el que mas, pero la culpa no es mia, es de sus jefes que lo permiten…
    Con respecto a trabajar mucho, bueno, hay dias que se curra un monton y otros menos… pero no seas demagogo y digas que antes la gente se conformaba con…
    Mas que nada, por que antes la gente se conformaba con que un dictador fascista como Franco les dijera que pensar y como…

    Asi que amigo… eso de que todo tiempo pasado fué mejor, mejor para los derechistas rancios, que añoran los años en los que podían imponer sus voluntades al bienestar y progreso en general del pais.

    Nos vemos!

  3. ¿Por qué esa manía de meter al “funcionario”, así, a granel, en cualquier polémica o, sin polémica, en cualquier argumento sobre el trabajo/ocio/no trabajo/etc?
    ¿Los trabajadores (y los ejecutivos) de la empresa privada no toman cafés? ¿No se escaquean cuando pueden? ¿Quién pide todos esos millones de bajas por depresión a la Seguridad Social (los funcionetas no tienen SS)?
    ¡Venga ya, hombre!
    Denostar a un colectivo por serlo sólo tiene un nombre: “discriminación”.
    Menos pamplinas y más mirar por la ventanita, que se ve la calle.

  4. Hola Ishar,

    Creo que me he expresado mal y no se me ha entendido. Yo no he dicho que se deba trabajar 65 horas, solo tienes que leer el artículo, lo que yo digo es que no se puede hacer creer que volver al trabajo es una enfermedad, como mucho una putada pero no una enfermedad. Puede que sea demagogia pensar que antes si querías algo debías pelear por ello y que ahora se valore la cultura salsa rosa y verano permanente…puede que sea demagogia pero existir existe…

    Y hombre, no fastidies, derechista rancio…si tu supieras no me llamarías eso…

  5. Hola Traspas,

    Siento haberte molestado con el comentario pero es más una expresión popular que una realidad. Tengo buenos amigos, funcionarios, que hacen lo que deben y mucho más en su trabajo.

    Saludos,

  6. Jesús…Tranquilo que no hay palabras mal dichas en tu artículo, sino mal interpretadas y eso ya es cuestión de cultura y formación de cada quién…
    Por mi parte ya sabes que discrepo de Yoriento pues sigo pensando que si se trata de un síndrome, pues quiénes lo padecen presentan idéntica sintomatología y ya sabes que síndrome es sinónimo de enfermedad…Buen post, sobre todo porque con pocas palabras ya se entiende lo que quieres decir.
    Slds
    SM

  7. Hola Senior,

    Muchas gracias por tus palabras.

    No voy a entrar en si es una enfermedad o no o si es una enfermedad leve o más grave ya que no podría argumentar una u otra posición.

    Lo que si puedo decir es que si alimentamos la psicología de un deportista con elementos competitivos, con argumentos posibilitadores, con objetivos ambiciosos para conseguir resultados y SURTE EFECTO!!, lo mismo sucede pero en el caso opuesto con el síndrome postvacacional…

    Por ello creo que el foco tras las vacaciones no debe ser el síndrome postvacacional sino la pilas cargadas para continuar peleando por aquello que deseas…

    Saludos,

  8. D. Jesus Lopez, autor de este comentario quizas no se de cuenta que para volver de sus vacaciones sin incidentes las carreteras estan reguladas por policias (funcionarios) que aguantan bajo el sol, lluvia o frio.
    Cuando llega a su casa y no la han desvalijado es gracias a los mismos funcionarios que patrullan. Si va al super y compra comida y no se intoxica es porque una patrulla de funcionarios controlan desde la inportacion de alimentos, la distribucion y los comercios y restaurantes. Si se pone malito va a la SS. le atienden enfermeras y medicos funcionarios y a sus hijos les enseñan maestros funcionarios salvo que tenga dinero para pagar un colegio privado.
    Si es inteligente extrapole las funciones a todos los ordenes de la vida y se dara cuenta de las tonterias que dice al referirse a los funcionarios, y que ademas ganan una mierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies