El proyecto de educación 2.0 en las aulas anunciado por el Gobierno está muy bien aunque, como siempre, se empieza la casa por el tejado.

Un proyecto de esta envergadura necesita de mucha preparación y planificación previa para que salga bien. Las pruebas piloto hace tiempo que tendrían que estar en marcha.

Lo de dar portátiles a todos los alumnos para que aprendan y experimenten con ellos está muy bien. Sin embargo, pregunto yo ¿los profesores están formados en educación 2.0 y sus herramientas?

Bajo mi punto de vista no, porque ellos van a seguir con la metodología empleada hasta ahora y formarse en educación 2.0 no se hace en dos días. ¿Quién va a enseñar a los alumnos? Porque no olvidemos que a día de hoy muchos alumnos de temprana edad controlan mucho más las nuevas tecnologías que la gran mayoría de sus profesores.

La metodología de aprender con este proyecto debe ser colaborativa y experimental lo que requiere navegar y conocer otros recursos (videos, imágenes, películas, etc.) que consigan generar debate y con los que se aprenda de forma muy práctica. ¿Cuántos profesores están preparados para poder usar esta metodología?

La idea está muy bien pero falta previsión y trabajo previo para ir adelantados. De no ser así, me temo que muchos de esos portátiles acabarán cogiendo polvo en algún lugar del aula o del colegio porque no se usaban más que para jugar y buscar información que nada tiene que ver con las materias que deben aprender. Claramente, creo que se debería producir un período de adaptación, alternando ambas metodologías de aprendizaje, es decir, que convivan la educación 1.0 y la 2.o.

Muchos profesores aun están en una mentalidad respecto a estas materias 0.1 y no están acostumbrados a enseñar utilizando las nuevas tecnologías; para muchos, lo máximo, es navegar por la red para buscar información con la que poder documentarse y preparar sus clases clásicas de toda la vida.

Como suele ocurrir, la que sale perdiendo es la educación de nuestros futuros profesionales porque al comenzar un nuevo híbrido para el cual no todos sus actores están preparados, se adquieren muchas carencias y se dejan bastantes vacíos por falta de preparación.

Desgraciadamente, en España vamos a la cola, y se traduce en que nuestra educación, también esté a la cola si nos comparamos con nuestros vecinos europeos. Creo que se debe de incentivar y reforzar la calidad de la formación que perciben los alumnos, dejando de hacer tanto caso a la cantidad. Los alumnos deben aprender para adquirir conocimientos y capacidades que les preparen para la vida profesional y no a adquirir un título que de poco les sirve sino pueden luego defenderse en la vida real. Cuanto más preparados estén nuestros alumnos, más salidas tendrán.

¿A que esperamos?

Categoría: Innovación

8 comentario en “EL PROYECTO DE EDUCACIÓN 2.0

  1. Buen post!! Estoy al 100% de acuerdo contigo, por suerte mi hijo aun es demasiado pequeño para el aula 2.0 y tengo la esperanza de que cuando le llegue el momento hayan tomado las decisiones buen de realizar un cambio generacional en el profesorado o bien un buen reciclaje sobre los actuales por que como dices las nuevas generaciones fuertes y a dia de hoy no veo yo al profesor de literatura enseñando el rosa, rosae con el iPad en la mano!!!

    En fin estaremos atentos a la evolucion y lo que mas ganas tengo es de ver esas pizarras inteligentes que salen en los anuncios de television.

    Un saludo

  2. Hola Javier,

    Me alegro que te guste el post.

    Pues esperemos que para cuando tu hijo le toque ir a la escuela este ya todo más avanzando y estabilizado. Aunque la evolución necesaria nos e consigue en 2 días.

    Saludos,

    Juan

  3. Hola Juan,

    Ciertamente se ha malentendido lo de la calidad educativa con la cantidad de educación recibida. A mayor cantidad de educación recibida mayor apreciación de calidad para el alumno… pasamos de decir tengo una carrera a decir tengo dos carreras, master, especialización… 0 experiencia.

    Muy bueno tu artículo y más de uno se debería mojar. ¿A qué esperamos?

  4. Hola Jesús,

    Ciertamente se confunde la cantidad con la calidad y muchas veces no van unidas ambas. Hoy en día a cualquier cosa se llama formación. Pienso que entre todos debemos reflexionar como mejorar y avanzar.

    Saludos,

    Juan

  5. Hola Javier,

    Me alegro que te guste el post.

    Pues esperemos que para cuando tu hijo le toque ir a la escuela este ya todo más avanzando y estabilizado. Aunque la evolución necesaria nos e consigue en 2 días.

    Saludos,

    Juan

  6. Hola Jesús,

    Ciertamente se confunde la cantidad con la calidad y muchas veces no van unidas ambas. Hoy en día a cualquier cosa se llama formación. Pienso que entre todos debemos reflexionar como mejorar y avanzar.

    Saludos,

    Juan

  7. Hola Juan,

    Ciertamente se ha malentendido lo de la calidad educativa con la cantidad de educación recibida. A mayor cantidad de educación recibida mayor apreciación de calidad para el alumno… pasamos de decir tengo una carrera a decir tengo dos carreras, master, especialización… 0 experiencia.

    Muy bueno tu artículo y más de uno se debería mojar. ¿A qué esperamos?

  8. Hola Matt,

    Gracias por participar.

    Ciertamente se confunde habitualmente cantidad con calidad y no tiene nada que ver. Llegado este punto no se valora la formación que uno tiene, es decir, cada vez se pide más sin pararse a pensar si los conocimientos que se presumen tener están consolidados.

    Entre todos debemos debatir y reflexionar para abrir el campo hacia la dirección adecuada. A las personas que tienen la llave no les interesa este tipo de opiniones.

    Saludos,

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies