Acabo de copiar, casi literalmente, este trozo de un post de David de Casiorganizado:

Resulta que tenías mucho tiempo para hacer una tarea pero te acuerdas de ella sólo cuando no te queda tiempo para hacerla bien

Una causa para esta “falta de tiempo” puede ser que no priorizamos bien nuestras tareas, pero de eso ya hemos hablado y ya hablaremos. Por otro lado, otra causa puede ser que estamos usando escalas temporales inapropiadas.
Me explico… Para las personas el tiempo es un conjunto que se repite... años, meses, semanas… Eso es evidente, ¿verdad? Lo que quizá no es tan evidente es que tenemos que usar las unidades temporales adecuadas a nuestras tareas, y planificar la tarea para ese conjunto de tiempo.

Un ejemplo…

  • Si tengo que hacer un informe esta semana, el lunes tendré que ver cuánto tiempo necesitaré y cuándo voy a hacerlo: “¿qué día tendré más tiempo?”, “¿Qué días voy a tener visitas?”, etc.
  • Si tengo que mandar un fax hoy, tendré que planearme cuándo lo voy a hacer: “¿Quizá cuando vaya a tomar el café?”, “¿Antes de comer?”, etc.
  • Si tengo que hacer un informe anual, tendré que sentarme en Enero y ver cuáles serán los mejores meses para hacer la reunión: “En Agosto todo el mundo está de vacaciones”, “Diciembre no puedes contar con él”, etc.

Evidente… ¿no? ¿Pues porqué no lo hacemos?

Me gusta David, es una buena pregunta…

Otros sobre gestion del tiempo.

Categoría: Gestion tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies