Via Negocios en Internet, me encuentro este post sobre las 10 reglas para un nuevo negocio en internet…

1: Enfócate

Concéntrate en resolver el problema más pequeño que puedas resolver y que sea útil hacerlo. La mayoría de las empresas comienzan tratando de hacer muchas cosas a la vez y eso generalmente hace las cosas más dificiles y lo tienden a convertir en uno más del montón.

Enfocarse en un nicho pequeño tiene muchas ventajas:
– Con mucho menos trabajo puedes convertirte en el que haga mejor lo que decidas hacer.
– Las cosas pequeñas casi siempre se hacen más grandes e interesantes cuando se observa con suficiente atención.
– Es mucho más fácil posicionarse y mercadearse cuando se está enfocado.
– Y cuando llega el momento de aliarse o de ser adquirido, se reduce sustancialmente las situaciones posibles de conflicto.

Todo esto es muy lógico y sin embargo, existe una gran resistencia a enfocarse. Yo pienso que esto viene del miedo a parecer tribial. Pero recuerda, si llegas a ser el número 1 en tu categoría y esta es muy pequeña, siempre podrás ampliar el foco y apalancarse en lo hecho para seguir creciendo.

2: Se diferente.

Hay un gentío pensando -y probablemente trabajando- en las mismas cosas en que tu piensas. Y por cierto, uno de ellos tiende a ser Google. Aprende a vivir con eso. Cómo? Primero que nada, dáte cuenta que prácticamente no hay espacios en donde no haya competencia y eso no es problema, porque en cierta forma la competencia es buena, especialmente cuando se requiere que se asimilen nuevos mercados e ideas. Nunca dejes de observar la regla No. 1, los especializados tienden a ganarle a los generalistas. Es recomendable que obtengas un buen nombre que no sea genérico (lo genérico ya no está de moda). Claro, eso es más fácil decirlo que hacerlo, pero el error más típico es nombrar tratando de ser descriptivo, lo cual lleva a un gran número de nombres difícilmente diferenciables.

3: Se simple y casual.

Nos estamos moviendo hacia lo que llamo la “Web casual” y este será un espacio mucho más grande de lo que ha sido el Web de hobby o la Web de profesionales. Por que? Porque la mayoría de las personas son comunes y corrientes, y ahora las personas comunes y corrientes tendrán banda ancha. Si realmente quieres pegar jonrones, te recomiendo que crees servicios que realmente se ajusten a lo que la gente hace día a día y que no requieran gran esfuerzo, mucho tiempo o difíciles aprendizajes. Por ejemplo, Flickr le permite a las personas de “a pie” publicando y compartiendo sus fotos entre amigos y familiares, una actividad totalmente “casual”. Los juegos “casuales” abundan por doquier. Skype busca facilitar las conversaciones casuales. Esa es la idea.

4: Sé selectivo.

Esta es otra regla permanente en el mundo de los negocios y aplica a todo lo que hagas: funcionalidades, empleados, inversionistas, socios, apariciones en prensa. Las empresas que se inician frecuentemente se muestran ansiosas por aceptar personas e ideas de otros en su mundo. Casi siempre podrás permitirte esperar si es que no te sientes completamente a gusto con algo. Es preferible equivocarse por no decir Si rápido que lamentarse de muchos Si que nunca debimos haber dicho. De hecho, se considera que una de las mayores fortalezas de Google (y una gran fuente de frustación para algunos alrededor) ha sido su capacidad de decir No a aparentes oportunidades, dinero fácil, empleados potenciales y diversos tratos. Han sabido tomarse su tiempo.

5: Céntrate en el usuario

La experiencia del usuario lo es todo. Esto siempre ha sido así, pero tiende a ser algo subvaluado y descuidado. Si tu servicio no tiene un diseño centrado en el usuario, será mejor que estudies como hacerlo. Contrata personal que sepa cómo. Se obsesivo con ello. Vívelo. Respíralo. Haz que toda tu empresa se enfoque en ello. Es mejor pensar mil veces cómo lograr el atributo adecuado que añadir cientos más. Siempre enfóquese en el usuario y seguramente le irá bien.

6: Usa tu producto.

Crea algo que desees que exista en el mundo y se un usuario de tu propio producto. Contrata a gente que lo use. Aprendan de sus propias experiencias y no esperen que otro venga a decirles.

7: Sé avaricioso

Cobra por los servicios. Diseña formas de comenzar a generar ingresos en los primeros 6 meses. Si lo haces bien, al comenzar a cobrar acelerarás el crecimiento de tu empresa (aunque suene paradójico), porque con los recursos adicionales podrás impulsar los gastos de mercadeo. Y por supuesto, tendrás ganancias. :-> (y creo que es como obvio que hoy en día generalmente los inversionistas solo buscan empresas que den ganancias).

8: Mantente pequeño

Hoy en día es mucho más barato empezar cualquier negocio en Internet, por tanto deberías requerir menos gente y complejidad. Además, ya no es tan fácil conseguir dinero con primeras emisiones de acciones (IPO’s). Ser pequeño también tiene sus ventajas ante posibles adquisiciones futuras, siempre es más fácil valorar a una empresa pequeña y disponer del dinero requerido, por lo que aumenta el número de potenciales compradores. Existen diversas herramientas para mantenerse pequeño y la mayoría ronda en torno a los servicios tipo “outsourcing”. Para que hacer su contabilidad, reclutar personal directamente, hospedar sus propios servidores, etc., cuando todo eso lo puede conseguir de forma muy competitiva en la calle.

9: Sé agil y flexible

Cambia de rumbo tantas veces como necesites. Generalmente, nuestras percepciones e ideas iniciales son erradas, así que hay que estar dispuestos y prestos a ajustar los planes, en la medida que las oportunidades y las realidades nos indiquen mejor la vía que debemos seguir. Por ejemplo, eBay nació como una empresa para vender un software de subastas y fue gracias a que decidieron probar un camino relacionado, pero claramente diferente, que han llegado a convertirse en el monstruo que hoy son. Flickr igualmente nació como una empresa desarrolladora de juegos. Es la misma razón por la que el pensamiento cáscada está obsoleto como sistema para desarrollar software y en su lugar se utilizan técnicas ágiles. La misma filosofía debería aplicarse a las compañías.

10: Mantén el equilibrio en tu vida

Que sería un nuevo negocio Web que no implique noches insomnes, ojos vidriosos, comida chatarra a diario, cafeína por borbotones y mucho stress? Respuesta: Un negocio donde sería muchísimo más agradable trabajar. Si, es verdad, contar con un alto nivel de compromiso es fundamental y a veces tendremos una cantidad de trabajo por hacer infernalmente grande, pero esto no puede ser todo el tiempo. Se requiere un balance entre carga de trabajo y vida personal. No conozco mejor manera de mantener este balance y bajar la tensión que el proceso GTD de David Allen. Apréndelo, vívelo, házlo parte de tu compañía y tendrás un arma secreta.

11: Bonus

Muy importante, no te creas nunca este tipo de listas a pies juntillas. Las excepciones están en todos lados.

Todas, a excepción de las dos últimas, me parecen más que adecuadas y correctas para un nuevo negocio…aunque no sea de Internet. Al final siempre existe una serie de pautas, que se repiten, para todo negocio exitoso: Enfoque, diferenciación, centrarse en el consumidor, ser ágil…
En lo tocante a las dos últimas, en fin, mantener un equilibrio personal cuando tu proyecto personal está en juego…es complicado…y si no haces caso, o por lo menos escuchas otros consejos y los valoras…te será mucho más complicado…

Vosotros me direis…

Para ver el post pincha aquí

Categoría: Planes Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies