Compromiso, el paso más importante para emprender un negocio

Durante una de las batallas que libró Alejandro Magno, le comunicaron que un miembro de su tropa se había comportado cobardemente, por lo que ordenó que el soldado fuese traído ante él.

Estando frente al general, éste le preguntó: ¿Cuál es tu nombre?. El soldado con cara de vergüenza respondió igual que usted señor: Alejandro.

Entonces le dijo el General: o bien cambias tu nombre o cambias tu conducta.

Emprender supone compromiso, renuncia, devoción, implicación, trabajo y todo lo que ello conlleva. Por ello una parte muy importante a la hora de emprender es ser consciente hasta que punto el proyecto es capaz de entusiasmar o no. Si nos involucramos en negocios que nos interesan obtendremos mejores resultados que aquellos para los que tan solo deseamos un fin económico. ¿Por qué? Si alzamos la vista, fuera del entorno empresarial, nos damos cuenta que los mayores avances en ciencia, tecnología, física o investigación son fruto de personas devotas de sus trabajos. Personas entusiastas de sus descubrimientos que disfrutaban tanto o más de su trabajo como de sus resultados: Edison, Da Vinci o Darwin son los ejemplos más representativos que se me vienen a la mente.

¿Por qué una persona así consigue mejores resultados? Pues por que una persona comprometida no trabaja igual. Básicamente. Una persona comprometida pone su empeño, su corazón y su razón, su tiempo y su vida en ello. Por ello sus resultados siempre son extraordinarios.

El compromiso que se adquiere a la hora de emprender debe ser lo suficientemente interesante como para soportar el efecto de ese esfuerzo, el daño del paso del tiempo, de los problemas asociados o de los vaivenes de toda nueva empresa.

Si has dado el paso de emprender un negocio, o vas a hacerlo, ¿cuál es tu grado de compromiso?

Foto: Flickr2

Desde 2004 involucrado en proyectos que utilizan internet como canal estratégico para mejorar sus resultados de negocio. Trabajo como Partner poniendo en marcha las distintas estrategias de Marketing Digital para mis clientes.

12 commentarios

  1. Economía Sencilla
    20 julio

    Jesús, totalmente de acuerdo, hemos coincidido en parte en el tema tratado hoy, como decía Stephen Covey: se puede comprar el trabajo de una persona, pero no su corazón, donde se encuentran su lealtad, su motivación y su entusiasmo. Tampoco se puede comprar su cerebro, donde están su creatividad, ingenio y recursos intelectuales.

    En el caso de los emprendedores, como bien dices suele coincidir que emprenden en cosas que les gustan, y no pensando exclusivamente en la rentabilidad, con lo cual el compromiso y el empeño, la pasión, ya la tienen de antemano.

    Muy buen artículo.

    Un saludo
    Pablo Rodríguez

    Responder
  2. Cotorrita Verde
    20 julio

    Unas amigas y yo estamos intentando instalar una empresa. A veces el camino se nos hace largo y hoy el día de sorprendió totalmente desanimada. Pero su post me ha ayudado y animado bastante! Gracias.

    Responder
  3. Jesús López
    20 julio

    Hola Pablo,

    Gracias por pasarte y por tu comentario.

    Por desgracia una empresa nueva pasa por más pena que gloria por lo que como dice el refrán: “sarna con gusto no pica… aunque mortifica”. Por ello si el mal es gustoso resulta menos pesado.

    Saludos,

    Responder
  4. Jesús López
    20 julio

    Hola Cotorrita,

    Gracias por tu comentario y por pasarte.

    Saludos,

    Responder
  5. Nacho Rivera
    27 julio

    Hemos de hacer de nuestros hobbys o pasiones una profesión, lo otro es masoquismo. Muy de acuerdo contigo.

    Un abrazo.

    Responder
  6. Irena Herrera
    28 julio

    Excelente post… Como hacer que el negocio, mas que rentabilidad, nos proporcione placer???

    Responder
  7. Jesús López
    2 agosto

    Hola Nacho,

    Sería todo un acierto y provocaría una revolución en la productividad de muchísimos trabajadores.

    Saludos,

    Responder
  8. Jesús López
    2 agosto

    Hola Irena,

    Basicamente centrándote en desempeñar aquello para lo que estás más preparado y que te gratifica más. Si eres una persona centrada en la estrategia no deberías pasar la mayoría de tu tiempo es cuestiones tácticas e viceversa.

    Saludos,

    Responder
  9. Senior Manager
    3 agosto

    Lo mismo aplica en las empresas, en donde el acto de emprender podría bien ser nuestro trabajo diario… La motivación considero es el escalón más difícil de conseguir y sobre todo de preservar, dadas las dificultades externas actuales. En los emprendedores la tarea es titánica, pues no hay nadie que motive desde afuera y toca automotivarse. En la empresa podemos contar con jefes motivantes o no, pero ya es una ventaja.
    Por cierto Alejandro Magno fue un excelente líder precisamente por su dotes de motivador.
    SM

    Responder
  10. Jesús López
    4 agosto

    Hola Senior,

    La motivación a distancia es una técnica poco fiable por lo que prefiero algo más seguro como colocar a la persona adecuada en el lugar adecuado. Así me aseguro una base de motivación…

    Gracias por pasarte. Saludos,

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies