despedir-1

Cuando se habla de despido se suele hacer desde la perspectiva del despedido ya que es el que sufre las causas de este. No obstante, el papel del empresario no es nada fácil puesto que, en ocasiones, un despido conlleva dejar a un padre/madre de familia sin trabajo y sin el sueldo.

Es importante que la forma del despido, por parte del empresario, sea lo más elegante posible y siempre tratando de empatizar con la nueva situación del empleado al que se despide.

¿Qué deberíamos tener en cuenta para un despido elegante?

Está claro que ante todo debemos tener sentido común y actuar con el objetivo de minimizar, todo lo posible, el daño al trabajador pero si tuviese que sentar unas bases sobre las que actuar esto sería lo que tendría en cuenta:

1. Ser claro y conciso:

El empleado se va a quedar sin trabajo, y el tiempo que esté en tu despacho es tiempo que dedicará a pensar en el por qué está ahí y sobre todo va a sufrir. Por tanto, desde un primer momento, comunícale que va a dejar su puesto y por qué se ha decidido así.

2. Actuar con elegancia:

Probablemente estés hecho un manojo de nervios pero la persona a la que despides estará con muchos más que tu. No dejes que estos te jueguen una mala pasada y caigas en la descalificación o similares. Ante todo sé un señor.

3. Actuar en la intimidad y personalmente:

A nadie le gusta que le despidan en medio de la oficina, pero tampoco por medio de un sms nocturno sin más explicaciones.

4. Elije el mejor momento:

Mejor un viernes que un lunes y mejor a primera hora. Si vas a despedir a alguien no dejes que pase más tiempo en su lugar de trabajo ya que, después, podría sentirse utilizado.

En resumen, se trata de hacer algo más llevadero el difícil trago del despido.

Categories: Recursos Humanos

7 comentario en “Pautas para despedir con elegancia…

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Yo agregaría que el mensaje debería prepararse con antelación definiendo los motivos del despido y estimando las posibles respuestas o reacciones del despedido.

    También estar consciente de no caer en temas personales que desvíen la situación, hay que centrarse en la comunicación del hecho y nada más.
    SM

  3. Hola Senior,

    Despedir es uno de los tragos más amargos de un directivo pero es uno de los que más te obligan a pensar… en tus errores, en los errores del empleado, en las licencias fuera de lugar… pero al final la empresa y los objetivos están por encima de todo y ser fiel a ello es, realmente, difícil.

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies